Por lo general, los pacientes de Alzheimer suelen ser vulnerables y frágiles, pero en algunas ocasiones, pueden llegar a adoptar una actitud agresiva. En cualquier caso, no es algo frecuente, apenas un 5­-10% de estos pacientes muestran un comportamiento violento; y se desconoce cuál puede ser el detonante.

Si quieres leer la noticia pincha AQUÍ