En cuanto la enfermedad comienza a avanzar, muy buena parte de los enfermos descuidan ciertos aspectos personales y olvidan ciertos hábitos que son claves para su buena alimentación. A raíz de lo anterior, es fundamental que se procure llevar una dieta pertinente para un caso de Alzheimer, no sólo en lo que respecta a una nutrición básica, sino en una buena elección de los alimentos que eviten el deterioro cerebral a una alta velocidad.

En aras de una alimentación beneficiosa para el organismo y el cuidado de los enfermos, se aconseja prestar mucha atención a las siguientes sugerencias, y por supuesto, llevarlas a la práctica.

Si quieres leer la noticia pincha AQUÍ