Financiación, desigualdad territorial, lista de espera, cualificación profesional, coordinación sociosanitaria, copago, sistema de información, formación de los cuidadores no profesionales, baremos de valoración y poca promoción de la autonomía personal son las cuestiones principales que los profesionales sociosanitarios consideran que deberían valorarse a propósito de una mejora de la Ley de Promoción de la Autonomía Persona y Atención a las Personas en situación de Dependencia, tras diez años en funcionamiento.

Si quieres leer la noticia pincha AQUÍ