Alzheimer y demencia son conceptos distintos, aunque estrechamente relacionados, porque el Alzheimer es la principal causa de demencia. La enfermedad de Alzheimer es una larga enfermedad cerebral producida por cambios patológicos que van alterando el funcionamiento de las neuronas. Durante muchos años no da síntomas, porque el cerebro tiene cierta capacidad para ir compensando estas alteraciones. Pero llega un momento en que ya no lo puede “ocultar” más, y es cuando empiezan a aparecer los indicios de deterioro cognitivo, normalmente con los problemas de memoria, que terminarán en una demencia.

Si quieres leer la noticia pincha AQUÍ