El 40% de las personas que han sufrido un ictus se enfrentan a una discapacidad. Las nuevas tecnologías ayudan a los pacientes a recuperarse

Si quieres leer la noticia pincha AQUÍ