Las terapias alternativas no farmacológicas están despertando un gran interés científico al aumentar el bienestar emocional, mejorando la calidad de vida y disminuyendo el nivel de estrés, complementando al tratamiento farmacológico.

Si quieres leer la noticia pincha AQUÍ