Investigadores australianos y estadounidenses crean vacunas para el alzhéimer que esperan prevenga a las personas sanas de desarrollar la enfermedad, mientras a los enfermos les ofrezca un tratamiento efectivo.

Si quieres leer la noticia pincha AQUÍ